¿Autonomo o S.L. ?

“Cartoon Businessman With Mechanical Brain” by iosphere

¿Autónomo o S.L.?

A la hora de darle una forma jurídica a tu negocio, puedes decidir entre varias figuras reguladas por el Ordenamiento jurídico español, pero sin duda las mas comunes son autónomo y Sociedad de responsabilidad limitada (S.L.). En la siguiente infografía creada por Infoautonomos en su artículo 7 criterios para elegir entre autonomos y S.L. se señalan los pros y los contras de elegir una figura u otra:

 

También, en dicho artículo los expertos de infoautónomos ponen énfasis en guiarse en 7 criterios para elegir entre estas dos figuras jurídicas:

Los siete criterios para elegir entre autonomo o S.L.

Responsabilidad. En la S.L. la responsabilidad de los socios por las deudas sociales está limitada a su aportación de capital a empresa. Si eres un solo socio y te has constituido en forma de S.L. respondes de dichas deudas sociales con el patrimonio de la empresa. Si por el contrario, te has decidido por la figura del autónomo o empresario individual, respondes con todo tu patrimonio el de la empresa y el personal.

Tramites y costes de constitución. Los tramites de constitución y costes de constitución son mucho mas baratos, sencillos y rápidos para el empresario individual.

Costes de gestoría y tarifa plan de la cuota de autónomos. Los gastos en gestoría externa son mas baratos para la figura del empresario individual, dada la mayor complejidad de la contabilidad en el caso de la S.L.. Además los autónomos pueden acogerse desde hace un par de años a la llamada tarifa plana de la cuota de autónomos  que supone pagar durante los seis primeros meses una cuota reducida de 50 euros. Acogerse a esta tarifa tenía, entre otras, el handicap de que no se podía contratar personal, pero desde este octubre, también puede hacerse.

Aportación de capital. En la constitución de la S.L. se hace necesario desembolsar un capital mínimo: 3000 euros. En el caso de el autónomo esto no es necesario.

Impuestos. Si eres autónomo tributas por el IRPF, si eres S.L. por el impuesto de sociedades. Tributar por  el impuesto de sociedades se hace a un tipo fijo del 25%, y el IRPF es un impuesto progresivo, a mayor volumen de ingresos tipos mas altos de tributación.

Acceso a la financiación. En principio en los círculos financieros se ven como mejores ojos a las sociedades, puesto que se entiende que las cuentas se presentan de una forma mas clara y precisa; sin embargo lo importante de verdad, va a ser si dispones o no de un aval suficiente.

Imagen comercial. Está en el imaginario de la gente que ser una sociedad te da un rol de empresa mas grande y solvente.

Según nos aconsejan los expertos: mejor empezar como autónomo

Salvo que haya motivos comerciales o financieros que aconsejen lo contrario, los expertos (los de infoautónomos y todos en general) recomiendan iniciar tu actividad empresarial dándote de alta como autónomo y acogiéndote a la tarifa plana, por razones de sencillez y ahorro – es mas barato y mucho mas sencillo -. Eso sí, si comienzas a contar con una alta facturación continuada en el tiempo, entonces habrá llegado el momento de cambiar a una S.L ó SLU (Sociedad limitada unipersonal).

 

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *