Sitio Web vs Redes Sociales: ¿Por qué necesitas un sitio web?

Firma: Federico Rodriguez, de MejorWebHosting.es

Mucha gente se hace esta pregunta: “¿por qué necesito un sitio web cuando puedo usar las redes sociales para promocionar mi proyecto o negocio?” Esta es una pregunta muy frecuente y muy interesante y nos hace pensar constantemente, quizá sin darnos cuenta: “sitios web vs redes sociales”, ¿cuál sería la mejor manera de establecer un negocio online?

¿Por que querrías crear un sitio web con numerosos costos (hosting, dominios, diseñadores web, SEO, actualizaciones, mantenimiento, etc.) cuando simplemente podrías configurar la página en una red social como Facebook o LinkedIn… ¿gratis?

Veamos el tema un poco más en profundidad

Sitio web vs redes sociales: los beneficios de las redes sociales para pequeñas empresas

Cuando hablamos de redes sociales debemos inevitablemente hablar de su “gratuidad”. Puedes configurar una página de negocios sin invertir un solo centavo, y también hay millones de personas integradas a esa red que pueden visualizar tu página e interactuar con ella.

Cuando se usa correctamente puedes llevar un seguimiento más rápido de lo que podrías hacer en otro lugar.

Estos son algunos de los beneficios que obtienen las pequeñas empresas al usar las redes sociales para sus negocios:

Requiere poca o ninguna experiencia técnica

La mayoría de las plataformas son fáciles de usar y no requieren conocimientos técnicos. Al crear una página comercial, hay formularios sencillos para completar que solicitan toda su información comercial vital de forma organizada y fácil de seguir.

¿No sabes cómo programar? No hay problema. Simplemente ingresas la información en los cuadros del formulario, cargas algunas imágenes y listo.

Optimizado para motores de búsqueda (SEO)

Debido a la cantidad de páginas, la gran cantidad de contenido compartido y la popularidad de estos sitios, una página de negocios en las plataformas de redes sociales más populares queda optimizada para los motores de búsqueda permitiendo que la página aparezca en un alto puesto en los rankings de búsqueda orgánica cuando alguien está buscando su negocio.

Herramientas de Marketing e Integraciones

La mayoría de las plataformas de redes sociales (especialmente las grandes como Facebook, Twitter, YouTube, Google+, Pinterest e Instagram) también tienen grandes capacidades de marketing e integraciones. Puedes crear una lista de correo electrónico, recaudar dinero, vender productos y mucho más en las pestañas de tu página de Facebook.

La mayoría de las plataformas tienen capacidades similares y los análisis de cada plataforma continúan mejorando, lo que te permite realizar un seguimiento de lo que los visitantes están haciendo en tus páginas, qué contenido les gusta y a cuántas personas está llegando tu contenido. Esto te permite saber rápida y fácilmente qué funciona y qué no.

Lo que necesitas saber antes de crear un sitio web para tu negocio

Para poder tener el 100% del control de tu presencia online debes tener un sitio web propio.

Tener un sitio web creado para tu negocio es muy diferente de los puntos mencionados anteriormente, especialmente cuando se trata de costos. Cuando se hace profesionalmente, un sitio web costará más que configurar páginas de redes sociales gratuitas, pero las diferencias no terminan allí. Aquí hay algunas cosas que deberás hacer para crear un sitio web para tu proyecto o negocio online:

Comprar un Dominio y contratar un servicio de Hosting

Para comenzar, debes pagar los costos de hosting y dominios de tu sitio web.

El dominio es la «dirección» donde construirás tu sitio web (por ejemplo, «miempresa.com» o “miproyecto.es”). El dominio es la dirección virtual de tu página web, muy similar a la dirección postal de una tienda o negocio físico. El costo de un dominio es recurrente, lo debes hacer mensual, semestral o anualmente, dependiendo de la empresa con la cual contrates el servicio.

El hosting es un espacio en internet que una empresa te renta para que puedas poner allí tu sitio web. Es algo así como el solar donde vivirá tu sitio web. Éste costo también es periódico y hay empresas que lo cobran mensual, semestral o anualmente.

Diseño, Desarrollo y Experiencia Técnica.

Como la mayoría de los propietarios de pequeñas empresas o de emprendimientos online seguramente no te dedicas a ser diseñador de sitios web, así que es probable que tengas que contratar a un diseñador web para diseñar, programar y, ocasionalmente, actualizar el sitio web para tí.

Sin embargo también puedes ahorrarte esos costos contratando creadores web, que te permiten diseñar el sitio web por tí mismo utilizando herramientas muy fáciles de usar (al estilo arrastre y suelte). En pocos minutos podrás tener tu sitio web sin tener conocimientos de programación.

Posicionamiento en buscadores (SEO)

Si deseas que tu sitio web se posicione bien en los motores de búsqueda para ciertas palabras clave, como el nombre de tu empresa, tendrás que poseer una comprensión de algunos términos y técnicas de SEO básicas. Si no sabes nada sobre SEO, entonces podrías considerar pagarle a alguien para que te ayude con eso.

Esto es solo el comienzo de lo que costará tener un sitio web, razón por la cual tantas personas recurren a las redes sociales. Entonces, ¿por qué crear un sitio web para tu empresa cuando podría utilizar estas plataformas de redes sociales gratuitas para comercializar tu negocio en línea?

La respuesta es… con un sitio web tienes el 100% del control.

Sitio Web vs Redes Sociales: ¿Por qué necesitas un sitio web?

Debes ser un fanático del control: Controla el 100% de tu presencia en línea

Como dueño de un negocio, preferirías:

  • Establecer una tienda en la tienda de otra persona (sin un contrato de arrendamiento) o
  • ¿Ser propietario/rentar un espacio dedicado para tu negocio?

Con la primera opción, estás a merced del propietario de la tienda. Si ya no quieren que tu negocio esté en su tienda, estarás fuera del negocio hasta que encuentres una nueva ubicación. Si una mañana deciden no abrir, tu empresa no puede llegar a tus clientes y tus ingresos se verán afectados.

Sin embargo, si eres propietario o rentas, entonces tienes mucho más control sobre tu situación. Los cambios que puedan surgir en otros ámbitos no te afectarán ni en el costo de tu sitio ni en los productos o servicios que ofreces. En el ámbito digital es lo mismo, tienes todo el control si eres propietario del sitio web a diferencia de tener una página en una red social.

No estés a merced de alguien más

Si configuras la tienda únicamente en una o más plataformas sociales, tu negocio está en última instancia a la merced de esas plataformas. Pueden hacer cambios cuando lo deseen y no tienes voz ni voto, incluso si esto afecta tu negocio. Si esa plataforma se vende a otra compañía, cambia o cierra, es posible que ya no puedas llegar a tus clientes.

Un gran ejemplo de esto es cuando muchas páginas de negocios se vieron afectadas recientemente cuando Facebook actualizó su algoritmo, lo que disminuyó el alcance de las páginas de negocios. No había nada que el negocio pudiera hacer excepto quejarse. Al final del día, tenían que aceptar las nuevas reglas o irse.

Además, el sistema de publicación de productos de Facebook censura muchos productos que su algoritmo “cree” que violan las reglas y los reclamos, si bien pueden apelarse, rara vez son escuchados.

Lo mismo podría pasar en otra plataforma social en cualquier momento. YouTube podría comenzar a cobrarte por almacenar videos en sus servidores. Twitter podría decidir convertirse en una plataforma premium donde las empresas tienen que «pagar para publicar». En cualquiera de estas circunstancias, si no pagas, ya no podrás comunicarte con tus clientes.

Tú NO tienes el control sobre estas plataformas sociales.

Tu sitio web es el «centro» de tu presencia en línea: las redes sociales son una herramienta de marketing

Si tienes tu propio sitio web y es el “centro” de tu negocio, entonces tienes el 100% de control de la situación.

Al igual que en la analogía de la tienda anterior, puedes tener tu propia tienda y aún configurar un escaparate de tus artículos en la tienda de otra persona. ¿Por qué no lo harías? Especialmente si ofrecen el espacio de forma gratuita. No solo controlas tu tienda, también puedes usar el espacio de otra persona para comercializar tus artículos y hacer algunas ventas. Si se cierran, es posible que pierdas un gran espacio de marketing, pero no estarás fuera del negocio.

Así es como debes tratar a las redes sociales.

Utiliza los medios sociales como una plataforma de marketing para dirigir el tráfico a tu sitio web. Debes utilizar ese tráfico para hacer crecer tu lista de clientes para que puedas comunicarte con ellos en cualquier momento y en cualquier lugar. En tus propios términos.

Al final del día, es mucho más inteligente invertir en algo del que eres propietario que construir en terrenos que no te pertenecen. Algún día las reglas cambiarán y podrían tener un gran impacto en tu negocio, si no tienes el control. Es por eso que recomiendo invertir en un sitio web y luego usar las redes sociales, y sus muchos beneficios, para llegar a nuevas audiencias y hacer crecer tu negocio.

¿Conoces algún otro beneficio de las redes sociales o de tener tu propio sitio web? No dudes en comentarlo aquí.

Related posts

1 Comment

  1. Pingback: Sitio Web vs Redes Sociales: ¿Por qué necesitas un sitio web? – Metabuscador de empleo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.