La actualidad del teletrabajo, ventajas y desventajas para las empresas

El teletrabajo o “trabajo desde casa” es una nueva forma de organización laboral en la que los empleados realizan sus labores desde casa o cualquier otro lugar, sin necesidad de asistir físicamente a la oficina de la empresa.

Las tecnologías de la información y la comunicación (el trabajo a través de internet, sobre todo), han permitido que se estos nuevos modelos de trabajo sean mucho más fáciles de llevar a cabo. Asimismo, las ventajas que presenta supone el aumento de la demanda por parte de los trabajadores y de la oferta por parte de las empresas.

El modelo laboral de teletrabajo en España

Según datos del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción de Empleo, los datos del último año apuntan a un aumento en el número de teletrabajadores, siendo un 7,4% de la población ocupada en 2018 que trabaja desde casa de manera ocasional o diaria.

Aunque el número continúe aumentando, el teletrabajo en España no termina de asentarse. Nuestro país se queda lejos de la media europea, aunque sus trabajadores son de los que más desean tener oportunidades para teletrabajar.

Asimismo, las empresas españolas no terminan de concebir este modelo de trabajo. Suponiendo que, la mayoría de empresas que ofertan puestos de trabajo desde casa son empresas extranjeras con trabajadores en España.

Ventajas del teletrabajo

Un modelo de trabajo deseable para unos y mal visto para otros. El teletrabajo supone grandes ventajas tanto para los propios trabajadores como para los empresarios y su empresa:

#Eficacia:

El teletrabajo permite a los trabajadores ganar en eficacia. Diversos estudios psicológicos laborales han demostrado que esta nueva forma de organización genera menos estrés, sobre todo en relación a los trayectos al trabajo.

También, favorece la conciliación y el equilibrio entre la vida profesional y personal, lo que supone un aumento de la felicidad para los trabajadores.

#Economía:

El trabajo desde casa evita el alquiler o la compra de oficinas. Las empresas pueden ahorrarse los costes de lugares físicos y todo lo que ello conlleva: agua, luz, alquiler, compra de equipos, etc.

Esta forma de organización exige buenos instrumentos de informática y de comunicación, ya sea la buena conexión a Internet o dispositivos de trabajo de calidad (ordenador, móvil, etc).

#Fidelización

Cuando el teletrabajo se lleva a cabo de forma voluntaria, puede constituir una ventaja indiscutible para satisfacer a los empleados o atraer nuevos perfiles.

El teletrabajo es un modelo de trabajo demandado por más del 65% de los españoles, sobre todo entre las edad comprendidas entre 25 y 45 años. Por ello, ofrecer este modelo laboral por parte de las empresas supone que más usuarios prefieran trabajar en ellas, así como perdurar en la empresa durante mucho tiempo.

#Flexibilidad

El teletrabajo es una alternativa ideal para muchos casos que se puedan dar: huelga de transportes, largos atascos en las ciudades, ausentismo por lesión, etc.

En los tiempos que corre, el teletrabajador puede tener acceso a todas las aplicaciones informáticas en cualquier lugar y a cualquier hora: acceso a los documentos de la empresa, CRM, correo electrónico, centralita virtual, etc. Esto, se traduce en rápidas respuestas a las necesidades del cliente y de los compañeros de trabajo.

#Compartir información

Compartir información entre compañeros, directivos y empleados, etc., ya no es un problema. Las tecnologías actuales permiten intercambiar información en tiempo real y de la manera más rápida posible gracias a los sistemas inteligentes de comunicación: sobre su actividad, creación de nuevos proyectos, etc.

Desventajas del teletrabajo

A pesar de las grandes ventajas que supone teletrabajar, también presenta algunas desventajas:

#Jurídico

El teletrabajo todavía plantea numerosas cuestiones relativas a la aplicación de las leyes en los accidentes de trabajo o al control horario. Este último, sobre todo, en relación al último Real Decreto-ley 8/2019 que obliga a las empresas a establecer un control horario de sus trabajadores, ha supuesto algunas trabajas a estos modelos de trabajo. Sin embargo, ya son muchas las herramientas que permiten realizar este control sin necesidad de presencia física.

#Equipamiento y recursos

En muchos casos, los recursos y el equipamiento necesario corren por cuenta del trabajador; la conexión de fibra óptica o ADSL, el ordenador, teléfono, etc.

Invertir en estos recursos es invertir en la mejora del trabajo. Por eso, en muchos casos, cuando se teletrabaja, las empresas pierden el control sobre estos materiales.

#Seguridad

El teletrabajo requiere un sistema informático adaptado, con leyes de confidencialidad y un acceso seguro a la red de la empresa. Según el Foro de Derechos de Internet, el teletrabajo puede revelar las deficiencias del sistema de información en cuanto a la seguridad de los trabajos realizados fuera de la empresa y la transmisión de datos.

Se recomienda crear una red privada para evitar, entre otras cosas, intrusiones en el sistema.

#Soledad

El empleador no puede ejercer el mismo control sobre sus empleados cuando trabajan en el hogar. El teletrabajo supone, por tanto, una relación de confianza fuerte y una gestión por objetivo.

El gerente o responsable de departamento debe generar la misma confianza a sus trabajadores estando cerca físicamente o de manera virtual. Todo ello con el fin de evitar la soledad y el aislamiento por parte del trabajador, ya que comúnmente suelen trabaja en solitario en casa.

#Voluntariedad

El trabajo a distancia no es para todos. No todos los trabajadores quieren teletrabajar. Por eso, se recomienda que este modelo se ofrezca de manera voluntaria.

Empresas y perfiles para teletrabajar

Entre las empresas internacionales más destacadas que ofertan trabajos desde casa destacan Amazon, Salesforce, United Health Care, SAP, Working Solutions o Concentrix.

Sin embargo, en los diversos portales de empleo ya se encuentran muchas ofertas de teletrabajo de muchas empresas españolas, sean grandes o pymes, que apuestan por un modelo laboral que aumentará sus solicitudes de empleo por cualquier puesto.

Los perfiles más demandados son aquellos que trabajan en primer lugar con Internet y nuevas tecnologías (programadores, consultores de marketing…), seguidos de empleados de la salud, las ventas y terminando por los trabajadores de atención al cliente como las empresas de call center.

Teletrabajar implica una mayor implicación en comunicación, intercambios más ricos y la necesidad de formalizar los procesos que alimentan los recursos de la empresa en términos de conocimientos, competencias y técnicas. Pero a diferencia de lo que todavía muchos piensan, el teletrabajo ha demostrado que la productividad puede aumentar, ya que actualmente el conciliar la vida laboral y personal es una prioridad para los nuevos demandantes de empleo.

Este artículo lo firma: Ana López, Directora del Departamento de Marketing y Comunicación de la empresa Fonvirtual. Especializada en marketing digital y comercio electrónico. Puedes seguirla en LinkedIn.

Related posts

1 Comment

  1. Pingback: La actualidad del teletrabajo, ventajas y desventajas para las empresas | Orienta-Fel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.